PARADIGMA21

Sábado 13 Agosto 2022

China muestra su preocupación por la contaminación del aire que se incrementará aún más si cabe con el invierno en curso y las bajas temperaturas, relacionada directamente con la quema de carbón y el veloz proceso de urbanización de regiones consideradas hasta ahora rurales.

contaminacion china

La calidad del aire, medida según los valores establecidos por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos -EPA con sus siglas en inglés-, marca el día a día en este país que debe paralizar la producción de sus fábricas o recomendar que la población permanezca en sus hogares cuando la alerta se dispara en sus superpobladas ciudades.

China, además de ser conocido como el “gigante asiático”, ahora también es conocida como el “gigante de la energía”, la potencia económica de más rápido crecimiento del mundo, convirtiéndose en el consumidor y productor más relevante del planeta.

China ha incrementado exponencialmente en los últimos años su demanda de energía, en especial de petróleo y sus derivados, convirtiéndose en una importante influencia dentro del mercado energético mundial.

La ascensión imparable de China en la economía mundial se ratificó cuando en 2011 se convirtiera en el principal consumidor de energía del mundo y en el segundo consumidor de crudo por detrás de Estados Unidos, así como en el segundo importador neto más importante de crudo y petróleo en 2009.